Ravi Shankar

Etiopía es un lugar lleno posibilidades para cualquier viajero. Cobijada por ricos paisajes naturales, con una gran diversidad en flora y fauna, este extraordinario lugar es una gran opción para aquellos viajeros que desean una aventura extraordinaria, sin perder de vista que en este lugar se encuentran más de ochenta grupos étnicos, lo que posibilita a todo viajero a explorar la diversidad cultural, étnica e histórica de esta interesante nación.

Ubicada en el cuerno de África, justo en la parte media del continente, Etiopía destaca por mantener gran parte de su legado cultural intacto, gracias a que nunca ha sido un país colonizado o influenciado directamente por otros países de Europa. Esta antigua civilización, cuenta con su propio alfabeto, calendario y arte religioso. Lo que hace de esta latitud un auténtico lugar en todo el continente africano.

Etiopía es la segunda nación más antigua del mundo en adoptar el cristianismo como religión oficial, se dice que el cristianismo entró a Etiopía en el Siglo IV, cuando San Frumentius de Tiro convirtió al Rey Ezana a esta religión, esto le ha permitido mantener una línea muy peculiar sobre la tradición cristiana.

Actualmente en Etiopía existen otras religiones que comulgan entre sí, cómo el Islam, cristianos ortodoxos, protestantes y católicos.

La capital de Etiopía es Addis Abeba considerada la más alta de África, en ella, predomina una forma de vida urbana tranquila, que no se detiene ante la vorágine de las ciudades modernas de todo el mundo. Por el contrario, esta ciudad lleva su propio ritmo, en donde algunas veces se vislumbra la riqueza étnica de una región transparente y otras veces el olvido de anhelos modernos o contemporáneos que reflejen justo esa inquietante y acelerada forma de vida de otras latitudes.

Addis Abeba es el típico lugar que de día seduce por sus apacibles ritmos, en donde pareciera no pasa nada fuera de lo cotidiano, pero de noche emergen lugares de gran interés, en donde uno puede explorar desde la gastronomía típica en una memorable cena acompañada de ritmos y bailes locales, hasta bares y clubes nocturnos en donde se dan cita jóvenes etíopes y extranjeros radicados en la ciudad. Sin duda, un excelente lugar para descubrir las tradiciones y costumbres de un lugar que se reinventa a cada instante.

Existen infinidad de rutas por trazar en Etiopía, la principal aerolínea del país, Ethiopian Airlines cubre los vuelos nacionales e internacionales desde los aeropuertos de Addis Abeba, Dire Dawa y Jimma, una grata opción ya que por tierra el único transporte viable es el tren que recorre 681 km, de la capital al puerto de Yibuti.

Disfrutar de Etiopía no es difícil, sobre todo, si se tiene en cuenta que es uno de los lugares más antiguos y hermosos del planeta.